Afiliació

Accés a l'àrea privada



Comptador de visites

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterAvui265
mod_vvisit_counterAhir188
mod_vvisit_counterAquesta setmana641
mod_vvisit_counterAquest mes5788
mod_vvisit_counterTotes les visites937199
Tenim 11 visitants en línia
Periodisme cultural independent? Imprimeix
dimecres, 2 de setembre de 2009 15:24
Me ficharon en la Cadena Ser/Radio Mallorca para llevar la sección de Cultura del programa "La Ventana", conducido por Maitane Moreno. Querían un periodista con probado conocimiento cultural y criterio para seleccionar, locutar y realizar entrevistas en el ámbito cultural. El programa era todos los viernes por la tarde.
 
Tras más de un año en antena, y estando muy satisfechos tanto la dirección como quienes hacíamos la sección, tanto Maitane como yo pasamos a un mejor programa en un mejor horario: "Hoy por Hoy". Mi sección cultural se mantiene todos los viernes, ahora al mediodía.
 
Pero tras unos meses en antena, nos llega la directriz de que los contenidos los van a dictar desde el departamento comercial: todo evento cultural que no ponga publicidad en la cadena, queda vetado.
 
Inmediatamente, abandono el programa, al no permitírseme regirlo bajo parámetos estrictamente periodísticos. Quiero que conste claramente que, en todo momento, por parte de Maitane Moreno, la conductora de ambos programas, no recibí más que apoyo y comprensión a mi postura.
 
Un apunte final: todo este periodo de casi dos años realicé el programa sin contrato y sin cobrar por ello. Por amor al arte, nunca mejor dicho.
 
Permitidme aquí una conclusión final: los periodistas culturales somos conscientes de la poca o ninguna credibilidad que tiene nuestro trabajo en la calle. Es algo que comentamos constantemente entre nosotros. Creemos que los jóvenes y los consumidores de cultura no consumen nuestros medios de comunicación, escritos o audiovisuales, porque éstos no tienen credibilidad. Están desconectados de la realidad balear. Son reduccionistas (siempre se habla de los mismos) y están estereotipados (siempre se habla de ellos en los mismos términos).
 
Mi caso es un ejemplo claro y el más habitual en nuestro gremio: los contenidos culturales rara vez son seleccionados por especialistas en dicho campo, como sí sucede en cualquier otra sección de información.


Víctor M. Conejo, periodista musical